Autosanación-II, Apertura y configuración

Apertura y configuración

Una vez decidida la dirección de nuestra intención o formulado nuestro objetivo. Conviene prepararnos para poder recibir las respuestas.

Desde donde atiendes

Ya que las vivencias que tenemos son las respuestas a nuestras preguntas, configurarse conscientemente para recibir las respuestas que queremos obtener. Es lo mismo que realizar las preguntas adecuadas. Adecuadas en el sentido que te llevan a las respuestas deseadas, es decir, a las vivencias que queremos experimentar.

Pero nuestra realidad es participativa. Eso quiere decir que no estás sucediendo fuera de nosotros esperando que la veamos, sino que aparece, emerge de un conjunto de condiciones.

Nosotros somos la condición más importante, ya que es nuestra vivencia. Si detallamos un poco, estas condiciones son por ejemplo, nuestras creencias, nuestras expectativas, nuestro estado de ánimo, nuestras necesidades, nuestras comprensiones, nuestra autoimagen, nuestra historia.

Y como todo esto se puede transformar por eso decimos que la autosanación es posible.

Un ejemplo sencillo

En esta figura normalmente vemos un cubo. Puede que el cuadrado de la derecha sea la cara de enfrente y el cubo se adentre en profundidad hacia arriba y a la izquierda. O Puede ser que sea el cuadrado de la izquierda, el que esté enfrente, con lo cual, el cubo se adentre en profundidad hacia abajo y a la derecha.

Es decir estas dos opciones:

Pero sea cual sea el cuadrado que veamos, solo depende de lo que hagamos en nuestro interior. De hecho podemos cambiar nuestra percepción de un cubo al otro. El mundo no ha cambiado pero tu percepción si.

Alguna personas se quedan estancadas y solo pueden ver un cubo. Creen que su percepción es la realidad. Lo mismo suele pasar con nuestros puntos de vista, creencias y convicciones: parece que tengamos razón y a menudo queremos tener razón.

Para pasar de un cubo a otro, de una manera de ver el mundo a otra, para concebir que es posible ver y vivir el mundo de otra manera, necesitamos apertura. Abrirnos a la posibilidad facilita la emergencia de nuevas percepciones, vivencias y posibilidades.

 

Autosanación va de cambiar la percepción, valoración y significación del mundo, para pasar del sufrimiento al bienestar, de forma sostenible. Eso quiere decir elegir que vivencias queremos tener y, como veremos en el taller:

Qué respuestas queremos obtener, y entonces,

qué preguntas debemos hacer.

El espacio

Pero para poder abrir, experimentar la apertura, generar posibilidades nuevas y poder elegir, necesitamos espacio. El espacio lo impregna todo y está siempre disponible, es para nosotros y acepta todo lo que contiene. Es el gran disolvente y una de las grandes herramientas en Autosanación Consciente.

Pero no somos conscientes, lo damos por sentado y no participamos de las inmensas posibilidades que nos regala. Nos da la posibilidad de existir, eso de entrada. Si no hubiera espacio no podría haber nada.

¿Y cómo desatendiendo la base, quieres andar firme?

¿Y como ignorando el espacio quieres desplegarte, crecer, expandirte, vibrar, entusiasmarte?

¿Y cómo pretendes saciarte sin fuente?

El espacio te permite y no te pide nada.

¿No te recuerda a algo?

¿Cómo vas de espacio?

¿Te puedes mover o estás encorsetado?

¿Puedes respirar o te ahogas?

¿Puedes reflexionar o eres un autómata?

¿Puedes elegir o estás en la rueda del Hámster?

¿Te das espacio?

¿Te das espacio para ser quien eres o quisieras ser diferente?

¿El mundo, las personas, las cosas tendrían que ser diferentes?

¿Lo urgente no te deja tiempo para lo importante?

¿Vas de victoria en victoria hacia el desastre final?

¿Te olvidaste de jugar?

En el fondo la autosanación es posible porque existe el espacio y la conciencia y nuestra realidad es participativa, emergente y constantemente cambiante. El modelo de autosanación es tan sencillo que nos cuesta de apreciar: Como el espacio.

¿Quieres conocer el espacio?

 

Contenidos del taller

Modelo Desde-Hacia-En

Vivencia y realidad

Las preguntas y las respuestas

El Espacio, comprensión y vivencia.

Centrado 3 y 4

Escáneres corporales n0, n1 y n2

La apertura

La sanación como fenómeno emergente.

 

El aprendizaje

Mientras vamos avanzando en las comprensiones necesarias para poder realizar nuestra autosanación, vamos avanzando en los caminos de liberación corporal y energética. Esto lo hacemos practicando el camino de centrado, los escáneres corporales, las respiraciones, etc.

Y todo esto no se hace de una forma lineal, matemática, precisa, sino de forma orgánica, adaptándonos a las fluctuaciones del terreno de la experiencia vivida y compartida con los demás.

La enseñanza en estos talleres es tipo escuela rural donde cada uno extrae sus aprendizajes del suelo fértil de las experiencia y comprensiones compartidas.

De esta manera cada taller, si no se indica lo contrario, está diseñado para que todo el mundo pueda participar.

PRÓXIMOS TALLERES