Escucharse, el primer paso.

 En esta entrada me gustaría mostrar el primer movimiento dentro de Desplegar-se: escucharse.  

Autogestión

Desplegar-se es ante todo un método de autogestión personal. Se trata en todo momento de saber que hacer con nosotros mismos. Para esto empezamos viendo y escuchando la situación en que estamos, a partir de aquí detectamos requerimientos, necesidades y prioridades, para poder decidir cual será nuestro siguiente, movimiento o paso. 

Por eso escucharse se inserta dentro de un ciclo continuo de autogestión para el despliegue, que contempla los siguientes movimientos Escucharse, Clarificar, Recursos y Coaching,  que voy desgranando en estas entradas. 

Puedes explorar más en la siguiente entrada: Como desarrollar nuestros recursos internos con Lenguaje Limpio

Adueñarse del presente

 Los beneficios de escucharse cómo hábito, son mantenerte en el momento presente sabiendo de donde vienes, como estás y hacia donde vas. Chequear con frecuencia como estás te permite realizar los ajustes necesarios para seguir en las direcciones que quieres mantener. 

Y esto lo puedes hacer momento a momento para saber cómo estás, qué necesitarías y que te gustaría que sucediera en este momento, o puedes abarcar un ámbito más concreto o más amplio según tu conveniencia. 

Normalmente lo primero que surge cuando escuchas, es lo más grande, urgente, inmediato, doloroso, amenazante, etc. Después a medida que sigues preguntando ¿y…, qué más?, van surgiendo otros temas, que por lo que sea, han quedado en segundo plano. Y aunque siempre puedes seguir preguntando ¿y…, qué más?, a efectos prácticos necesitas parar de detallar en algún momento. 

Esta metodología de exploración es un proceso iterativo donde progresivamente van a ir apareciendo temas más sutiles, que normalmente quiere decir más profundos, más antiguos, más relevantes. Cada uno decide hasta donde quiere o puede ir. 

A efectos prácticos, distinguimos una escucha del momento presente y una escucha de fondo. También con una estructura similar podemos explorar otros temas, situaciones o conceptos, creencias, ideas, emociones, etc. Como muestra el cuadro adjunto.

Tabla escucharse -extensa 515x600-[300ppi]

 Cuando realizamos esta escucha del momento presente no le dedicamos mucho tiempo ya que buscamos saber como estamos con lo  que está pasando ahora, que normalmente es fácil de identificar, aunque a veces  podemos arrastrar algún sentimiento o emoción no gestionados de momentos anteriores.  

 Por ejemplo, estás en una reunión de trabajo y sientes una inquietud. Al explorar te viene la imagen de una carpeta que tendría que estar sobre la mesa de tu despacho y no estaba. Ahora puedes gestionar la situación teniendo en cuenta la información y atender plenamente  en vez de escindir tu atención entre lo que está sucediendo y una inquietud no identificada que va mermando tus atención y recursos y quizás contaminando esa inquietud a otros temas que no tienen nada que ver.

 Al ir chequeando con frecuencia ¿Qué está sucediendo ahora?, consigues mantenerte fresco, actualizado en el momento presente.

Escucha Limpia

Y una escucha Limpia tiene que permitir y aceptar. Es solo a través de este marco que realmente podremos dedicar el tiempo y dar el espacio necesario para explorar con libertad.   Explorar es estar abierto a lo que surja cuando surja. Hasta donde te permitas explorar marca la profundidad y autenticidad de la exploración. 

Aceptar quiere decir que no hay juicio previo. De otra forma tu mirada no estará libre y buscarás forzar o evitar un resultado. Pero esto no sería exactamente explorar. Tener todo el tiempo quiere decir que no hay prisa para alcanzar un logro. No existen cosas del tipo de “tendrías ya que”, “¿aún no …?”, “todavía..”, “a tu edad”, etc. 

Y para mantener el espacio interno sin contaminar, permitiendo y aceptando,  nos preguntamos con preguntas Limpias. Preguntas que  alientan a explorar sin cuestionar ni sugerir nada sobre el contenido. Sólo mueven la atención a diferentes aspectos de la experiencia subjetiva. Esto es lo que busca el Lenguaje Limpio. 

Puedes encontrar más información en los vínculos siguientes.:

David Grove y el Lenguaje Limpio

Lenguaje Limpio

La pregunta Limpia base es ¿Qué está sucediendo ahora? Con esta pregunta volvemos al momento presente. Aunque como podemos ver en la tabla anterior, hay diferentes preguntas para diferentes contextos u objetivos iniciales, en esta entrada nos centraremos principalmente en esta por  ser  la pregunta que abarca un contexto más amplio: el presente.

Y aunque decimos escuchar podemos precisar más y diferenciar dos fases: primero miramos y después escuchamos. Una posible estructura limpia podría quedar así: 

  • ¿Qué está sucediendo ahora? 
  • ¿Y…, qué más está sucediendo ahora? (xn)
  • ¿Y…, qué necesitaría todo eso?  
  • ¿Y…, qué más necesitaría todo eso? (xn)
  • ¿Y…, cuándo todo eso…, qué te gustaría que sucediera?

Empezamos preguntando ¿Qué está sucediendo ahora? y seguimos alentando la exploración, repitiendo ¿Y…, qué más está sucediendo ahora?, un número suficiente de veces. Después seguimos con ¿Y…, qué necesitaría todo eso?  Y si hay tiempo y es adecuado profundizamos con ¿Y…, qué más necesitaría todo eso? y terminamos con la pregunta de avance estándar:  ¿Y…, cuándo todo eso…, qué te gustaría que sucediera? 

Buscamos incrementar la conciencia a través de la exploración y que de este incremento de la conciencia surjan las posibilidades nuevas y la claridad del siguiente paso. Al estar explorando nos podemos perder y continuar explorando indefinidamente. Saber cuando parar o continuar forma parte de nuestro aprendizaje.

Cómo responder a las preguntas

Las preguntas se deben escuchar o hacer, dejar que entren y bajen más abajo del cuello, esperar que se respondan y finalmente aceptar la respuesta que surge. Esto lo veremos en más detalle en otra entrada.

En el Lenguaje Limpio buscamos activar la respuesta de todo el soma o cuerpo -mente. Normalmente tendemos a responder lo que sabemos conscientemente y después decimos, no se. Pero este es precisamente un punto importante por la posibilidad de ir más allá de lo conocido. Y si quieres explorar acabarás yendo más allá de lo conocido. Si no, es pura repetición de lo que ya sabemos o nos explicamos. 

Por eso, parte importante del aprendizaje es estar en este momento de no saber, esperando tranquilamente. Porque no tienes que saber las respuestas, ya que las respuestas vienen solas. Emergen. Esto es especialmente relevante cuando emprendas exploraciones más profundas, 

Para llegar a ese umbral preguntamos reiteradamente ¿y…, que más? Sabiendo que la parte racional analítica dirá, “no sé”, o “nada más”. Pero estas son preguntas que te invitan a descubrir, no a chequear lo que sabes. Por esto decimos: deja que la pregunta entre, no reacciones, espera atentamente, deja que la respuesta venga, sorpréndete y acepta. Acepta quiere decir no cuestiones, critiques ni analices la respuesta: simplemente toma nota.

Un ejemplo la descarga inicial

Uno de los aspectos más importantes cuando estamos haciendo estos ejercicios es el desarrollo de la capacidad de autogestión. O sea que independientemente del ejercicio formal o específico que estamos haciendo siempre estamos fortaleciendo nuestra capacidad de autogestión. Nosotros decidimos, conscientemente, cuando hacemos algo o no. 

La exploración se mueve en un equilibrio entre detallar y ampliar. Todo objeto o tema siempre es detalle de algo más grande y conjunto de partes o áreas más detalladas. La mano es un detalle del cuerpo y un conjunto de más elementos, como dedos, huesos, sangre, etc. Hasta qué punto abrimos el ámbito o detallamos es una cuestión del propósito que tengamos y las condiciones que dispongamos. Siempre tendremos que parar porque la exploración, de por sí, es infinita.

Llamamos descarga inicial al detalle de todo lo que va en un tema. Todo se refiere a todo lo que consideramos que va en un tema. Es relativo al momento y comprensión. La descarga se produce en respuesta a una pregunta inicial que varía un poco según el propósito del ejercicio. Por ejemplo.

  • ¿Qué está sucediendo ahora? 
  • ¿Qué va /hay en [ tema] ?
  • ¿Qué sabes de [ idea, concepto o creencia] ?

Cada elemento de detalle que vaya apareciendo como respuesta a las preguntas lo etiquetamos y lo ponemos fuera de uno mismo, bien sea escrito en una libreta, en posits encima de una mesa o en la imaginación en nuestra pantalla mental. Ponemos una etiqueta resumen y cómo máximo un titular pequeño. Es muy importante no analizar ni juzgar ni explicar el elemento que etiquetamos. Es decir, no entramos en el detalle, del detalle que ya es la etiqueta. La etiqueta una vez más es detalle de algo más grande y conjunto de detalles más pequeños, que en este momento no nos interesa entrar, por importante que pueda ser. 

En vez de explicar o analizar el tema, seguimos preguntado ¿Y.., qué más? un número suficiente de veces. Y finalmente volvemos a globalizar con diferentes preguntas.

  •  ¿Y ahora…, cuándo todo eso…, qué sucede?
  • ¿Y…, todo eso…, es cómo qué?
  • ¿Y…, cuándo todo eso…, qué te gustaría qué sucediera?
  • ¿Y.., qué es lo más difícil de todo eso?
  • ¿Y…, todo eso…, qué necesitaría?

Después en un proceso fractal, podemos si lo consideramos apropiado, realizar con cada detalle surgido, el mismo proceso de exploración.

Este continuo detallar-globalizar-detallar-globalizar nos permite ir avanzando hacia comprensiones más profundas y relevantes, aclarando lo denso o confuso mediante el detallar y dando nuevas direcciones mediante el globalizar. 

 Un momento de escucha 500x500 px

Condiciones para la escucha 

Para poder realizar una buena escucha necesitas de unas buenas condiciones. Estas varían según el tipo de escucha que vayas a realizar y que es lo que vas a escuchar.

Cuanto más profunda sea la escucha, mejores condiciones vas a necesitar..

En el ámbito externo son de sentido común y cada cual ha de encontrar su manera, la forma que le vaya mejor. Quizás las condiciones más importantes sean, no tener prisa, disponer de tiempo suficiente, y no tener distracciones ni obligaciones a las que atender. 

En el ámbito interno requerimos un poco de calma y centramiento. Aunque la misma práctica de la escucha suele producir estos efectos solemos realizar algunas prácticas para centrarse y calmar la mente ajetreada y distraída. Cada cual puede utilizar el método que le vaya bien aunque yo muestro algunos métodos que a través de la práctica se han mostrado muy eficaces. 

jr-farren-1EyULfC9JoA-unsplash

Generalmente no hará falta ir tan lejos para encontrar unas buenas condiciones.

Resumen

Los aspectos más importantes de este trabajo de escucha que quiero señalar son:

Estructura fractal

Una estructura fractal que se repite tanto en diferentes contextos como en los diferentes niveles de profundidad. Esto te permite abordar una gran variedad de temas con un esquema muy sencillo.

Máxima inclusión

 Buscamos incluir lo máximo posible lo que nos permite una comprensión más equilibrada de la situación o tema. Esto naturalmente se va traduciendo en una mayor sensibilidad para poder notar los temas progresivamente cada vez más sutiles. 

Avanzamos con todo, no en contra de nada. Todo lo incluido apoya tu avance.

Ciclo continuo de escucha

Instalar la escucha del momento presente te permite cortar la deriva inconsciente de las emociones y estados mentales y mantenerte en el presente gestionando las situaciones conforme tus valores, necesidades y propósitos.

Instalar la escucha de fondo te permite mantenerte ligero sin temas pendientes en tu vida y con toda tu energía y creatividad para el presente y los nuevos retos que la vida te presente.

 El no saber

Lo nuevo, ya sean respuestas concretas tipo si o no, toma de decisiones,  comprensiones o ideas nuevas requieren un paso por el no saber, esos momentos de vacío que tendemos a evitar. Cuando a través de las preguntas ¿y…, qué más? llegamos a un momento de no saber, procuramos estar en él, sabiendo que son la fuente de la creatividad, de lo nuevo.

Es emergente

Exploramos a través de las preguntas Limpias, buscando incrementar la conciencia, bien sea del momento presente o de cualquier tema. No hay un objetivo predeterminado al que llegar, nada que eliminar, nada que conseguir aparte de incrementar la conciencia. De este incremento de la conciencia surgirán las nuevas opciones, posibilidades, anhelos, preguntas, etc.

Extendiendo la escucha

Para reforzar este hábito de escucha continua y sus beneficios, podemos realizar dos movimientos diarios más amplios: La proyección al empezar el día y la revisión al terminarlo. 

De forma Limpia sería:

  •  ¿Cómo me gustaría que fuese este día? y
  •  ¿Cómo ha ido el día? 

De esta forma los frecuentes ¿Qué está sucediendo ahora?, ¿Que necesitaría todo eso? y ¿Que me gustaría que sucediera? que vamos realizando a lo largo del día, se enlazan con estos dos movimientos diarios más amplios: proyección y revisión. Esto permite sostener e incrementar la conciencia, como los postes del tendido eléctrico sostienen los hilos y conducen la electricidad a cualquier punto deseado. Realmente es un método muy poderoso si quieres realmente avanzar en cualquier tema.

Espero que la entrada te haya resultado interesante y útil. 

Continuaremos con la próxima entrada: Clarificar: La alquimia interna

Un saludo cordial!

Jordi Casamor

 

Como desarrollar nuestros recursos internos con Lenguaje Limpio y metáforas

En esta entrada, como el título indica, me gustaría mostrar algunas maneras de desarrollar nuestros recursos internos utilizando el Lenguaje Limpio y las metáforas. Y como el tema es muy amplio lo voy a acotar, reducir y simplificar mucho. Aún así espero transmitir un esquema lo suficientemente claro y atractivo para que quieras seguir explorando.

Orientarse a recursos es una manera muy eficaz de avanzar hacia lo que quieres en vez de luchar contra todo lo que no quieres.

Es como abrir un camino nuevo en la selva. Sólo te enfocas en el camino nuevo y los caminos viejos irán desapareciendo, cubiertos por el avance de la vegetación, por falta de uso. No hace falta destruirlos activamente. Orientarse a recursos es muy agradecido porque siempre te llevas algo: el camino abierto, lo que hayas construido.

Y cuando hablamos de recursos internos nos referimos a todo eso que hacemos en nuestro interior para poder utilizar nuestros recursos externos. Es decir qué nos decimos, qué recordamos, qué imágenes internas manejamos, qué mitos nos nutren, qué creencias sostenemos, qué emociones alimentamos, etc. Es decir qué somos capaces de hacer con nosotros mismos: como nos autogestionamos.

Entonces cuando estás en un estado de recursos puedes utilizar tus habilidades, capacidades y aprendizajes y puedes hacer aquello que ya sabes hacer, aprender lo que quieras aprender o explorar lo que quieras explorar. Cómo llegas a un estado de recursos y lo mantienes es el tema de esta entrada.

Y las diferentes maneras y caminos son personales, genuinos, y aquí entra la magia de los mundos internos, la cantidad de soluciones creativas que llegamos a encontrar para nuestros temas personales.

Y esto es precisamente lo que promueve el Lenguaje Limpio y las metáforas.

El Lenguaje Limpio

De forma simple el Lenguaje Limpio es una manera de preguntar que promueve la exploración interior por lo que facilita entrar en nuestro mundo interno y encontrar nuestros propios recursos.

Lo desarrollo David Grove, psicólogo neozelandés, para trabajar con víctimas de abusos y de traumas. Aunque su uso se ha extendido a la educación y el coaching.

No voy a entrar en más detalle porque vas a verlo en acción y si quieres puedes buscar más información en los enlaces de esta entrada y en la web.

Las metáforas

Aunque el tema de las metáfora es muy amplio y profundo, en esta entrada me centraré en resaltar hasta que punto tienen el poder de hacernos cambiar como vemos, sentimos y vivimos nuestras vidas. Por lo que no vamos a entrar en temas técnicos.

Las metáforas transportan el significado de un concepto a otro. Las utilizamos constantemente, normalmente sin darnos cuenta y pasando por alto como nos afectan.

“La vida es una guerra” y “La vida es una escuela” son metáforas que nos impulsan a vivir la vida de formas muy diferentes.

Según mi visión, el argumento sustancial de porque funcionan las metáforas es porque vivimos en un mundo, metafórico-onírico: los problemas son metafóricos por lo cual las metáforas pueden ser soluciones.

Las vivencias son por naturaleza, subjetivas y metafóricas. Y nuestros mundos son las vivencias que tenemos de ellos. Por lo tanto cuando experimentamos, cuando vivimos, no existe un mundo objetivo ahí afuera, sino que estamos creando nuestro mundo, nuestra experiencia. No hay mundo separado de nuestra experiencia y nuestra experiencia se teje con la urdimbre de nuestros mitos, leyendas, historias, metáforas, creencias etc, y la trama de nuestra intención, atención, conciencia y narrativa. Que historia nos contamos genera los significados a cada momento.

Miriam describía a su ex-marido como “La bestia”. Le tenía mucho miedo y no se atrevía a poner y mantener los límites necesarios. Tenían una hija en común por lo que era un tema muy importante. A través de un trabajo de exploración finalmente pudo “Mirar al fondo de los ojos de La Bestia” y ver que era “Un niño atemorizado e indefenso”. Eso le permitió empezar a tratar los temas de logística con más tranquilidad, de una forma más adulta.

Cuenta Carmen Jimenez Huertas en su libro Estamos hechos de lenguaje:

“Nos llamó enormemente la atención descubrir que, para la elaboración del programa electoral, el PSOE contara con un equipo de asesores formado por 14 intelectuales entre los que figuraba el reconocido lingüista Georges Lakoff. Que un lingüista entrara a formar parte del equipo asesor junto a economistas, sociólogos y expertos en lenguas políticas fue algo nuevo en España. La fórmula se había copiado de la campaña norteamericana. En efecto, George Lakoff fue también asesor de Bil y Hílary Clinton”

Precisamente fue George Lakoff junto con Mark Johnson que escribieron el famoso y ya clásico libro “Metáforas de la vida cotidiana” donde dicen:

“Nosotros hemos llegado a la conclusión de que la metáfora, por el contrario, impregna la vida cotidiana, no solamente el lenguaje, sino también el pensamiento y la acción. Nuestro sistema conceptual ordinario, en términos del cual pensamos y actuamos, es fundamentalmente de naturaleza metafórica. “

George Lakof y Mark Johnson
Metáforas de la vida cotidiana

Si te interesa profundizar en las metáforas te lo recomiendo.

La metáfora es tan poderosa porque activa el funcionamiento del hemisferio cerebral derecho el cual es más global, emocional, intuitivo e inconsciente que el hemisferio izquierdo. El bienestar interno, los estados de recursos no se logran a través de razonamientos lógicos, esto lo sabemos bien cuando la cabeza dice una cosa y el corazón otra. Muchas veces he oído decir, no entiendo porque siento esto. Y muchas de las dificultades en gestionar la emociones viene de intentar entenderlas “racionalmente”.

Al utilizar los dos hemisferios haciendo un uso consciente y deliberado de las analogías, del “como si”, armonizamos los dos hemisferios generando un universo de posibilidades facilitando las comprensiones, soluciones y nuevas preguntas.

Como lo hacemos

Utilizamos el ciclo continuo de Coaching Limpio enfatizando los recursos como se muestra en la tabla siguiente:

En el ejemplo que muestro a continuación desarrollamos la concentración. Como ya sabemos el recurso que queremos desarrollar, entramos en el punto 3 de la secuencia mostrada en la tabla anterior. Hemos saltado los dos puntos primeros de la tabla anterior y vamos a explorar el recurso [R] con las preguntas básicas limpias, llamadas de desarrollo.

Guía: Y.., ¿qué clase de concentración es esa concentración?

Explorador: Bueno, me distraigo mucho con muchas cosas, me cuesta entrar en el tema.

Guía: Y.., ¿esa concentración tiene alguna forma, tamaño o color?

Explorador: Es más grande que yo, me envuelve, me contiene, es como una especie de embudo que me dirige.

Podemos seguir explorando el tiempo que queramos. Cuanto más exploremos más activación neuronal tendremos por lo que los frutos serán más genuinos y perdurables. Podemos ver en la segunda respuesta como ya emerge una metáfora en “es como una especie de embudo“. Aquí podría ser interesante explorar un poco más por ejemplo:

Guía: Y..,cuando es una especie de embudo, ¿qué clase de embudo es eseembudo?

Explorador: Es oscuro por fuera y más claro por dentro como un cono que iluminara el objetivo.

Guía: Y.., cuando estás lo máximo concentrado posible..,¿Eres cómo qué?

Buscando activamente la metáfora

Explorador: Soy como el capitán de un barco amarrado al timón en medio de la tempestad. Me ato al timón para que nada me desvíe de mi objetivo.

Aquí podemos seguir explorando cada elemento de la metáfora para enriquecerla y enriquecer las conexiones internas. Podríamos enfocarnos en el timón, la tempestad, el capitán, etc. Cada detalle es siempre digno de exploración. Otra forma más abierta de preguntar es

Guía: Y.., hay algo más acerca de todo eso?

Explorador: Empiezo a sentir la calma, la tempestad amaina.

Desarrollando la metáfora

Guía: Y cuando, eres el capitán, amarrado al timón, y nada te desvía de tu objetivo,y empiezas a sentir la calma.., que sucede?

Explorador: Siento como una sensación de satisfacción y confianza porque se que depende de mi y puedo hacerlo.

Guía: Y cuando, Sientes satisfacción y confianza y sabes que depende de ti y puedes hacerlo…, que sucede?

Explorador: Me embarga la emoción, estoy orgulloso de mi.

Podemos seguir explorando de la misma manera hasta que sintamos que ya es suficiente.

Encarnando la metáfora

Guía: Y.., ¿Puedes mantenerte ahí.., sintiendo todo eso tal como lo estás sintiendo?

Esta nos es realmente una pregunta, es más una invitación. Dejamos un tiempo y después proseguimos. Cuanto más tiempo estemos concentrados en eso más conexiones se generarán, más se incorporará.

Guía: Y ahora… puedes dejar que de todo eso surja un gesto, una postura o un movimiento, quizás un baile?

Cuanto más involucremos al cuerpo más conexiones, más nuestro y personalizado será el recurso. En este punto podemos extendernos cuanto queramos, hay muchas posibilidades, cantarlo, dibujarlo, actuarlo. Pero no hace falta hacerlo todo, claro. Cada cual escogerá lo que le sea más fácil o agradable.

Conectando con “la realidad”

Dependiendo del contexto puede ser adecuado seguir con la pregunta principal del ciclo de Coaching Limpio.

Guía: Y.., estás concentrado y sientes satisfacción y confianza, y te sientes orgulloso de ti…, Y ahora…, ¿Qué te gustaría que sucediera?

Explorador: Bueno me gustaría acabar el articulo que estoy escribiendo y fortalecer más este recurso. Me gustaría disfrutar más de escribir, sabiendo que llega un momento que la tempestad amaina.

Esta es una pregunta importante de hacer para mi, porque es una forma de validar el camino. No se trata de estar bien para estar bien, estructura típica de bienestar que acaba en desastre. Porque el bienestar no es algo que se tenga, es algo que se hace. Cómo cualquier estado interno. La felicidad es una actividad interna. Muchas veces las personas buscan estar tranquilas. Y cuando les pregunto bueno y ahora con esta tranquilidad…, ¿que te gustaría que sucediera? Me dicen nada, sólo estar tranquila. Yo ya se que esto no va a funcionar por mucho tiempo.

Como funciona

Las claves principales que buscamos son:

  • Conseguir una experiencia lo más rica posible del recurso deseado. Para ello buscamos la activación del hemisferio cerebral derecho mediante la generación de metáforas, analogías, imágenes personales, etc.
  • Para no contaminar la experiencia ni visión del mundo del explorador utilizamos el Lenguaje Limpio.
  • Intentamos mantener el enfoque el máximo posible en el recurso activado. Eso fortalece las conexiones neuronales que estás activando.
  • Intentamos conectar el recurso con la vida del explorador. Aunque el cambio empieza en el interior se confirma con la acción. Cambias tu manera de verte cuando te ves haciendo lo que antes no podías. Y eso crea nuevo significado, nuevas posibilidades y nuevas preguntas.
  • Intentamos hacer más conexiones aún, implicando el cuerpo. Entendiendo que el cerebro está por todo el cuerpo no solo en el cráneo. Las metáforas corporales o gestuales son una manera muy poderosa de actualizar tus recursos.

Al principio cuando generas un recurso puede resultar, extraño, incómodo, difícil y con pocos resultados. No estamos acostumbrados a liderarnos a nosotros mismos. Pero a medida que lo vas haciendo, cada vez es más fácil, agradable y eficaz, por lo cual se convierte en algo mu práctico.

Meta – aprendizaje

Si llegarás a interiorizar estás estructuras limpias podrías llegar a incorporar un patrón interno de autogestión muy poderoso que te oriente a buscar tus recursos, activarlos y a desarrollarlos. Como un rompehielos podrías irte abriendo camino hacia territorios aún desconocidos de bienestar y satisfacción personal.

Abriéndote camino hacia nuevos estados de satisfacción y bienestar aún desconocidos

 Podrías imaginar un diálogo interno parecido a esto:?

  • Estoy de los nervios.
  • Y.., ¿ qué te ayudaría?
  • Un poco de distancia
  • Y.., ¿Cuando tienes la distancia que necesitas.., eres como que?
  • Como un águila
  • Y..,¿Cuando eres un águila y tienes distancia, entonces…, que sucede?
  • Veo las cosas en perspectiva y me puedo anticipar y eso me calma.
  • Y…, ¿Cuando ves las cosas en perspectiva y te puedes anticipar y estás calmado…qué te gustaría que sucediera?

Esto ha sido solo una muestra. Espero que te haya interesado. Seguiré ampliando el tema con las próximas entradas.

Hasta Pronto.

Jordi Casamor

¿Qué es el Coaching Limpio?

Aunque existen diferentes comprensiones y orientaciones en el coaching, en general, se trata de conseguir resultados, objetivos, desenlaces, etc. Es pues una mirada desde el presente hacia el futuro.

También existen diferentes orientaciones, enfoques y protocolos en el Coaching Limpio aunque todos utilizan el Lenguaje Limpio y su filosofía. Esto es lo que lo diferencia fundamentalmente de otros tipos de coaching.

De esta manera el Coaching Limpio toma la filosofía del Lenguaje Limpio tanto para el desarrollo de las sesiones como para los objetivos de las mismas y el papel a desempeñar por el coach y cliente, o si prefieres el guía y explorador.

Y dentro Desplegar-se, que es en esencia escucharse y seguirse, el Coaching Limpio da respuesta al segundo movimiento: seguirse. Y por esto decimos que es un coaching que surge de la escucha. Y estas dos características lo configuran de forma muy especial.

Y no es que otros tipos de coaching no tengan en cuenta esto, sino que en el Coaching Limpio y en Desplegar-se, se pone un énfasis muy especial y prioritario. Veámoslo con más detalle.

Lenguaje Limpio

El Lenguaje Limpio lo ideó David Grove como una forma de preguntar que permitiera a sus clientes mantenerse en su experiencia para poder explorarla sin contaminarla. De esta manera se honraba al cliente, no solo permitiéndole, sino alentándole a encontrar sus propios recursos y soluciones.

En resumen el Lenguaje Limpio utiliza solo preguntas que invitan al cliente a explorar su mundo interior. Y lo hace utilizando solo las metáforas universales que cualquier objeto de exploración tiene: sustancia, forma, tiempo y espacio.

Y las preguntas utilizan las palabras exactas del cliente sin añadir nada más. Esto tiene un par de matices pequeños pero ahora no vamos a entrar.

Entonces, un ejemplo para empezar:

Cliente: Estoy harto de este estancamiento.

Coach: Y cuando “estás harto de este estancamiento….”?

Si preguntamos por la sustancia o naturaleza podríamos preguntar:

  • ¿Qué tipo de “estancamiento“, es ese “estancamiento“?

Si preguntamos por la metáfora espacial:

  • ¿Por donde podría estar ese “estancamiento” ?

Si preguntamos por la metáfora temporal:

  • Tirando hacia atrás en el tiempo: ¿De donde podría venir ese “estancamiento”?
  • Tirando hacia adelante:¿Entonces…, que sucede?
  • O la pregunta estrella del Coaching Limpio: ¿Qué te gustaría que sucediera?

Hay unas pocas preguntas más aunque todas son de este estilo.

Para una información más detallada ver esta entrada: David Grove y el Lenguaje Limpio

¿Entonces, qué hace un Coach Limpio?

Nuestra función como coach es mantener al explorador en la experiencia y hacerle preguntas para explorarla. No somos expertos en el contenido del tema y nos guardamos nuestras opiniones. Por lo tanto no aconsejamos, ni opinamos, ni explicamos nuestras historias, ni juzgamos, ni criticamos, ni apoyamos, sólo hacemos Preguntas Limpias.

Una buena manera de expresar lo que es el Coaching Limpio es como lo hacen Lynne Cooper y Mariette Castellino en su libro El coach de 5 minutos.”:

“• El coaching ayuda a las personas a aprender de adentro hacia afuera, no al revés. Supone que las personas tienen capacidades innatas y, por lo tanto, no es necesario que se les diga constantemente qué hacer.

Centrarse en los resultados, lo que podría ser, en lugar de lo que es, es fundamental para desencadenar el potencial de las personas y mejorar su desempeño.

El coaching alienta a las personas, a través del apoyo y una mayor conciencia de sí mismas, a asumir la responsabilidad personal de crear sus propias oportunidades, tomar sus propias decisiones y decidir sus propias acciones.

La confianza en sí mismo de un individuo crece a través del proceso de coaching, y como resultado surgen nuevos pensamientos, sentimientos y comportamientos.”

Entonces la respuesta a ¿Qué hace un Coach Limpio? es que solo hace preguntas limpias.

Y esto lo hacemos moviendo la atención del cliente a diferentes partes de su discurso con preguntas limpias. El coach pues decide que preguntas hace y en que momento hacerlas. Dicho así parece poco pero tiene su arte.

Viene de la escucha

Y aunque es coaching y busca el movimiento hacia adelante y hacia el futuro, idealmente viene de la escucha. Por esto es el segundo movimiento en Desplegar-se: escucharse y seguirse.

Esta escucha pretende captar el movimiento global de nuestra vida a cada momento, hacia donde va y que necesita. Cuanto más profunda y precisa sea esta escucha, más fiel, fidedigna y genuina será la demanda que de ella surja: la necesidad a satisfacer, el anhelo a cumplir, el sueño a perseguir, el siguiente paso a realizar.

Es un coaching global

Y como viene de la escucha es un coaching con vocación global que intenta incluir todo lo que somos y todo lo que hay en este momento.

Es un coaching que intenta satisfacer todas nuestras necesidades de ser, sentir, pensar y hacer. Y lo hace buscando el mejor movimiento posible atendiendo a la totalidad. Por esto una de las preguntas fundamentales, especialmente en la fase de la escucha es ¿Y…, qué más?

Buscamos incrementar la conciencia

Fundamentalmente lo que hacemos es facilitar la exploración de la información de las personas para que emerjan nuevas comprensiones. Cada vez que te das cuenta de algo, has cambiado y se renueva la situación y sus posibilidades. Los consejos tienden a no ser escuchados ni seguidos. Pero las soluciones surgidas desde nuestro interior se implantan con mucha más frecuencia y facilidad.

El siguiente paso

Y como viene de la escucha y atiende a la globalidad este siguiente movimiento, dirección o paso puede ser cualquier cosa, incluso descansar, pasear, reflexionar, lo que sea que este pidiendo la situación y el momento particular.

Este siguiente paso también puede ser un micro-paso, un pequeño giro en alguna dirección nueva, un pequeño clic, un darse cuenta. Porque cada clic hecho en el presente, cada toma de conciencia te hace una persona diferente.

Una de las preguntas principales y la primera es:

¿Qué te gustaría que sucediera?

Esta es la gran pregunta que vertebra el Coaching Limpio. Bien sea en la declaración inicial o en sucesivos momentos durante la sesión. También se la puede utilizar con los símbolos que surgen en las metáforas. Te centra en el presente proyectándote hacia el futuro. Te da el poder y la responsabilidad de escoger la dirección a seguir. Ya que independientemente de cual sea la situación siempre puedes responder esta pregunta.

Es importante no encallarse en el lenguaje. Cuando preguntamos ¿Qué te gustaría que sucediera?, este “gustaría” apunta a la mejor opción posible dentro de las posibilidades disponibles. Y dentro de las opciones siempre están las internas, aquellas que nos permiten autoregularnos y disponernos para lo que viene. “Gustaría” pues es una mezcla de querer, necesitar, gustar y poder. Pero puede suceder que ninguna de las opciones disponibles te guste. Pero aun así podemos preguntar: ¿Cual es tu elección? ¿Qué escoges?¿Como te gustaría seguir? ¿Cual podría ser el próximo paso? Cómo manera de simplificar utilizamos esta fórmula que en general suele funcionar bien:

¿Qué te gustaría que sucediera?

Es una pregunta abierta que da la responsabilidad del siguiente paso a la persona y mueve la atención hacia adelante. Es una pregunta muy versátil que se utiliza en muchas ocasiones en distintos contextos. Es una de la Preguntas Limpias fáciles de usar en un contexto de amistad, en el trabajo, etc.

Por ejemplo alguien te cuenta un problema y cuando ha terminado simplemente le preguntas: Y..., a ti..., ¿Qué te gustaría que sucediera?

No lo aconsejas, ni criticas, ni le das tu opinión, ni entras en debates, ni en quejas, etc. Una forma elegante y económica de fomentar la escucha y la autoestima.

Una estructura simplificada

Voy a mostrar una estructura simplificada de un proceso de coaching en Desplegar-se.

1) Descarga inicial. ¿Qué va/hay ahí?

2) Necesidad Global. Y…, ¿Qué necesitaría todo esto?

3) El resultado deseado. Y…, cuando necesita [x], ¿Qué te gustaría que sucediera?

4) Pasando a la acción. Y…, ¿Qué tendría que suceder para que [x]?

5) Verificación de autoría. ¿Y puedes?

Y aunque cada punto en si necesitaría desglosarse con más detalle porque es un protocolo en si mismo, esta estructura nos puede facilitar cierta comprensión del proceso.

Los puntos 1 y 2 se corresponden principalmente a la fase de escucha. La descarga inicial es un proceso reiterativo donde vamos colocando todo lo que va o hay en un tema. Este tema puede ser muy global, como “mi vida en este momento” o más concreto, como “pedir un aumento de sueldo”

En el punto 2, la pregunta Y…, ¿Que necesitaría todo eso? o Y.. ¿Todo eso…, que está pidiendo? apunta a la esencia de Desplegar-se: la globalidad y la psicoactividad. No estamos preguntando directamente ¿Entonces…, que quieres? Que apunta más a una decisión desde la mente consciente, normalmente sesgada por las creencias y puntos de vista habituales, sino “todo eso ¿que necesitaría?” implícitamente diciendo eres mucho más grande que tu mente consciente o hemisferio derecho. Es decir buscamos la colaboración activa del hemisferio derecho para tenerlo en cuenta en nuestro posterior avance.

Psicoactividad

Se le llama así en el Lenguaje Limpio a un estado en que los dos hemisferios cerebrales funcionan armoniosamente, en colaboración. Es un estado donde las respuestas vienen y se aceptan sin interferencias del hemisferio izquierdo, y a menudo nos sorprenden. Las respuestas nuevas, creativas vienen, surgen, del hemisferio derecho, de lo desconocido todavía. Si las respuestas vienen del hemisferio izquierdo quiere decir que ya son conocidas, vienen del pasado, por lo que su utilidad es muy reducida y a menudo son un estorbo. Suelen ser la manera como imponemos limitaciones a posibles soluciones nuevas. Son la manera como nos explicamos las cosas, las historias que nos contamos, lo que perpetua nuestros problemas.

Entonces las respuestas vienen, surgen y se aceptan. Y cuando surgen las metáforas estas cobran vida y responden a las preguntas. Por ejemplo:

Coach: Y entonces…, ¿ qué necesitarías?

Cliente: Coraje.

Coach: Y cuando tienes el máximo coraje posible…, ¿Eres como qué?

Cliente: Como un caballero con armadura plateada!

Coach: Y…,¿ Por donde podría estar ese caballero con armadura plateada?

Cliente: En un campo de batalla con muchos soldados y caballos.

Coach: Y.., ¿Hay algo más?

Cliente: Si, un águila que vuela por encima de mi cabeza.

Coach: Y… ¿Qué podría querer un águila que vuela por encima de tu cabeza?

Cliente: Picarme la armadura.

Coach: Y cuando te pica la armadura.., ¿Qué sucede?

Cliente: La armadura se cae.

Coach: Y entonces…, qué sucede?

Cliente: Me siento liberado.

Coach: Y entonces…, ¿Qué sucede?

Cliente: Tengo el coraje que necesito.

En este ejemplo típico de generación de recursos vemos lo que queremos decir con psicoactividad. Está simplificado pero mostramos lo esencial. Cuando la metáfora no es cuestionada y cobra vida, podemos preguntarle directamente a los símbolos…., y estos responden!

La comprensión profunda es que cualquier cambio en el paisaje metafórico se corresponde con un cambio real en nuestras maneras de sentir, pensar y hacer.

Siguiendo con la estructura, el punto 3 es la transición de la escucha a la acción, al siguiente paso. Y la estructura es “cuando necesitas [ x ]…., ¿Que te gustaría?”

Los pasos 4 y 5 promueven el avance. Cada punto consta de sendos protocolos a desarrollar.

Todo esto necesitaría entrar en mucho más detalle pues tiene mucha extensión y matices. Pero resumiendo lo esencia del coaching en Desplegar-es es:

– Durante todo el proceso el coach solo hace Preguntas Limpias.

– Ponemos énfasis en la escucha global de toda la persona.

– Se busca y promueve la psicoactividad.

Espero que te haya resultado interesante y si te ha despertado la curiosidad puedes ver los próximos talleres!

Muchas gracias y hasta pronto

Jordi Casamor

 

Procesos Limpios

Procesos Limpios (PL)

frascos

Los Procesos Limpios son procesos que utilizan el Lenguaje Limpio y su filosofía.

De donde surgen

Inicialmente surgen de David Grove, creador del Lenguaje Limpio. Grove además del Lenguaje Limpio generó numerosos modelos, procesos y conceptos como por ejemplo Espacio Limpio, y Conocimiento Emergente, entre los más conocidos. Posteriormente algunos de sus principales discípulos como por ejemplo James Lawley and Penny Tompkins, Pam Saunders, Philip Harland, Caitlin Walker, generaron sus propios modelos o procesos.

Características

Las características principales de los PL son:

1. Son procesos explorativos
2. Son procesos emergentes
3. Son procesos clarificantes
4. Son procesos actualizantes
5. Son procesos iterativos
6. Son procesos fractales

1. Explorativos.
Los PL buscan explorar el contenido a tratar para re-descubrir lo conocido y descubrir lo nuevo. lo aún no conocido, pero que está. No buscan explicar, analizar, clasificar, comparar, solamente explorar, descubrir, desvelar, revelar, darse cuenta.

2.Emergentes
Los PL no son directivos, sino que a través de la exploración y el clima propicio surgen nuevas informaciones, ideas, metáforas, comprensiones que permiten que el proceso avance.

3.Clarificantes
A medida que vamos explorando vamos desvelando el contenido: informaciones, creencias, ideales, conexiones con otras situaciones, recuerdos,etc. De esta forma vas transparentando o clarificando tu Red Conceptual.

4. Actualizante
Al transparentar tu Red Conceptual, y ver de que y como está hecha todo lo que no sea funcional, significativo o bueno ira cayendo, desmoronándose. Paralelamente irán emergiendo los nuevos contenidos genuinos. Este proceso de ir viendo y descartando lo que no te sirve e ir incorporando lo que genuinamente surge de tu exploración va actualizando tu Red Conceptual. Vas pasando paulatinamente de un modelo externo, recargado, ineficaz y sufriente a un modelo genuino, eficiente y gozoso.

5. Iterativos
Las estructuras de los PL suelen ser muy simples pero al poder aplicarlas iterativamente y fractalmente son potencialmente muy poderosas porque pueden ir a mucha profundidad. Por eso usualmente se aplican las mismas preguntas de forma iterativa.

6. Fractales
Los PL se pueden aplicar a un tema o a cada elemento del tema y a cada respuesta surgida a cada paso de la exploración.

Los PL buscan la exploración y la emergencia a través del incremento de la conciencia-información activa. De forma que a través de la exploración de un tema surgirán nuevas comprensiones genuinas. Podemos favorecer las condiciones para que emerjan estas comprensiones pero, no podemos garantizarlas.

Red Conceptual
Todas las concepciones de como es el mundo, las cosas y tu mismo y el significado y valor que tienen. También llamado ampliamente Modelo del Mundo.
Normalmente llegamos a tener una Red Conceptual muy empobrecida, ineficaz y doliente que hemos aprendido principalmente del modelo culturalmente y socialmente dominante y más específicamente de nuestra familia. La prueba es todo lo que sufrimos.

Nuestra vivencia de la realidad es fruto directo de esta Red Conceptual. El propósito de los PL es ir evolucionando esta Red de externa, empobrecida, ineficaz y sufriente a interna, genuina, eficiente y gozosa.

Psicoactividad
El estado que buscamos para explorar es un estado llamado psicoactivo donde el hemisferios izquierdo y derecho del cerebro trabajan armoniosamente.

 

Hemisferio izquierdo  Hemisferios derecho
• Relacional
• Cognitivo
• Orientado a objetos,
• Mide, clasifica
• Pasado-futuro
• Localizador
• Fluye
• Intuitivo,
• Orientado a la experiencia
• Orientado al impulso
• Atemporal
• A-espacial

El funcionamiento armónico libre y consciente de ambos es la clave para una vida personal equilibrada y gozosa.

Una de las dificultades principales para hacer este tipo de procesos es instalarse en modo Hemisferio Izquierdo, nuestro modo por defecto en nuestra cultura occidental de países “Desarrollados”. Esto quiere decir estar a la defensiva, cerrados, rígidos y sin querer experimentar las cosas. Pretendiendo que el mundo es “objetivo” y nosotros tenemos que serlo también.
Cuando si rascamos un poco se desvela la verdad: que vivimos en un mundo subjetivo, de sueños, metáforas, significados, ideales y valores.

Algunos ejemplos

Estos ejemplos de procesos sencillos sirven para tomar contacto y experimentar su efecto. Después se pueden incluir dentro de procesos más amplios, globales o extensos. Esta bien leerlos pero su efecto solo se notará cuando los experimentes.

Clarificar
Aunque todos los PL tienen un efecto clarificante podemos enfatizar o priorizar este efecto.

Clarificamos o transparentamos cuando:

Vamos de lo opaco a lo claro
• Podemos describir el proceso interno
• Expresamos lo que queremos expresar
• Vemos lo que hay
• Describimos lo que vemos

Por otro lado oscurecemos cuando pretendemos, explicamos, analizamos, disimulamos, juzgamos, criticamos, despreciamos, reprimimos, etc.

El efecto de clarificar es que nos vamos tornando más genuinos con más confianza en nosotros y en la vida y con una Red Conceptual cada vez más flexible, ligero, eficiente, significativa y gozosa.

Proceso Clarificar base 1
Tomamos una declaración inicial y preguntamos sobre ella en conjunto o sobre un elemento de la misma.
Este proceso lo puede hacer uno mismo solo. Aunque aquí lo ejemplificamos con la pareja estándar: F: Facilitador y E: Explorador

1 Declaración inicial
E: Quiero realizarme
2
F: Y…, ¿Qué clase de “realizarme” es ese “realizarme”.
E: No se, encontrarme a mi mismo.
3
F: Y… ¿Hay algo más sobre realizarme?
E: Eso que dicen de conocerse, estar en paz..
4
F: Y… ¿Hay algo más sobre realizarme?
E: Realmente estoy hecho un lio. No se lo que quiero
5
F: Y… ¿Hay algo más sobre realizarme?
E: Siempre estoy insatisfecho, yendo de un sitio a otro
6
F: Y… ¿Hay algo más sobre realizarme?
E: Si, tengo mucho miedo a equivocarme.
7
F: Y… ¿Hay algo más sobre realizarme?
E: Algo asi como aceptarme.
8
F: Y ahora…. , con todo esto, ¿Qué sabes ahora?
E: Que quizás va más de mirarme y aceptarme como soy.

Esto es un ejemplo sintético que muestra esta estructura:
• Declaración inicial
• Preguntar Y, ¿Qué clase de [ x ] es [x]? sobre un elemento de la declaración o la declaración en conjunto.
• Preguntar seis veces Y… ¿Hay algo más sobre [x] ?
• Finalmente preguntar Y ahora, con todo esto, ¿Qué sabes ahora?

Proceso Clarificar base 2
Tomamos una declaración inicial y preguntamos sobre cada elemento de la misma.
Este proceso tambien lo puede hacer uno mismo solo.

1 Declaración inicial
E: Mi vida es un desastre
2
F: Y, ¿Qué clase de “desastre” es ese “desastre”.
E: Nada me sale bien.
3
F: Y ¿Qué clase de “es” es ese “es”?
E: Ya hace tiempo que nada va como tiene que ir.
4
F:Y, que clase de “mi vida”, es es “mi vida”?
E: Y encima estoy muy solo.
5
F: Y ahora, con todo esto, ¿Qué sabes ahora?
E: Que necesito un cambio, quiero recuperar la ilusión de antes.

Esto es un ejemplo sintético que muestra esta estructura:
• Declaración inicial
• Preguntar Y, ¿Qué clase de [ x ] es [x]? sobre cada elemento de la declaración
• Finalmente preguntar Y ahora, con todo esto, ¿Qué sabes ahora?

En cada una de las respuestas podríamos entrar a clarificar más. Cuando sentimos que hay densidad, oscuridad, complejidad en alguna parte de las declaraciones podemos poner la atención para explorar. No se puede explorar todo (Inténtalo si quieres) por lo que hay que seleccionar.

Por ejemplo en el paso 2 podríamos preguntar : Y, ¿Qué clase de “nada” es ese “nada”.
Y el paso 3 pide Y, ¿Qué clase de “tiene que ir” es ese “tiene que ir”.

Evidentemente podríamos tomar cada respuesta y pasarla por el mismo proceso de clarificación.
Es por eso que decimos que es fractal e iterativo. También podríamos combinar los dos procesos expuestos y a cada elemento de la declaración2 pasarlo por el proceso de clarificación 1 y/o viceversa.

Solo estamos explorando y no sabemos el resultado y de hecho las respuestas muchas veces parece que no tengan nada que ver con las preguntas. Pero aun con solo algunas preguntas algo se ha movido.

Existen muchos procesos algunos breves otros extensos en dependencia de lo que se quiera conseguir y del tiempo disponible.Por ejemplo el Coaching Limpio es un PL que se orienta a clarificar, avanzar y alcanzar un resultado deseado.

Si piensas por un momento que solo hemos utilizado 3 preguntas de unas 15 básicas y unas 30 en conjunto, puedes darte una idea de las posibilidades de estos PL.

Hasta aquí en esta entrada seguiremos profundizando.