Centrado

Estar  centrado es  estar dispuestos con todo lo que somos, nuestros recursos, habilidades, conocimientos y atención para realizar algo.

Cuando queremos dar lo mejor de nosotros mismos necesitamos estar centrados. Se centra el actor antes de entrar en escena. Se centra el corredor para correr y dar lo mejor que tiene. Se centran los músicos para tocar. Se centra el cirujano antes de intervenir. Creo que es un concepto intuitivamente muy claro. Estar descentrados no tiene muy buenas cualidades. Y claro hay muchas cualidades e intensidades de centrado por lo que hay un amplio margen para la mejora.

A este estado intuitivo, básico, le vamos añadiendo otros elementos, como la concentración, la presencia, la apertura y lo vamos convirtiendo en un elemento vertebrador de nuestro despliegue. Lo utilizamos como base para todos los ejercicios de centrado, meditación, clarificación, actualización y sanación.

Mediante este ejercicio vamos consiguiendo un equilibrio en el funcionamiento de nuestros dos hemisferios cerebrales, lo que nos posibilita una mejor autogestión. Nos da un buen lugar desde donde atender nuestras emociones: con una cierta distancia para que no nos arrastren pero lo suficientemente cerca para que podamos escuchar su mensaje.

Camino de Centrado

En esta página vamos a ir señalando un camino que puedes practicar si quieres.

Centrado 1

Notar sensorial

Centrado 2

Seguiremos añadiendo pasos.