Lenguaje Limpio

discusion El Lenguaje Limpio lo desarrolla David Grove (1950-2008), en la búsqueda de un lenguaje que no influyera en la experiencia ni en la manera de ver y pensar el mundo de los clientes.

David observó que los terapeutas a menudo distorsionan el lenguaje de sus clientes y sienten que
esto les “roba” su verdadera experiencia. Otras corrigen la manera de pensar o ver el mundo del cliente por otra más “adecuada”.

La idea del Lenguaje Limpio es mantener el modelo del mundo de los terapeutas fuera de sus interacciones con los clientes hasta donde sea posible para poder trabajar directamente con su mundo interior. Se busca que los clientes hagan algo más que dar una descripción de su experiencia;se busca que experimenten su mundo interno y hablen desde él.

Podemos ver Lenguaje Limpio como un conjunto de preguntas que mueven la atención del cliente sobre aspectos de su experiencia sin contaminarla. Hay dos reglas básicas:

• Usar solo las palabras y expresiones del cliente.
• Hacer preguntas limpias.

Esto no quiere decir que Lenguaje Limpio no influya en el cliente; todo lenguaje lo hace y además no tendría sentido usarlo si no tuviera ningún efecto. Un coach o terapeuta limpio no expresará sus propias opiniones, pero si decidirán en qué palabras o gestos enfocarse. Y será el cliente que determine la dirección de la sesión, explícitamente al comienzo y más implícitamente a medida que progresa la sesión.

Aunque surge en el ámbito de la terapia es aplicable en cualquier ámbito donde haya comunicación, con algunos ajustes particulares a cada caso. Se han hecho aplicaciones muy significativas en el coaching, la educación y la gestión de grupos.

Las preguntas
Las preguntas limpias no entran en el contenido que se expresa. El facilitador limpio no es un experto que sabe lo que le conviene al otro. Por lo que no juzga, ni critica, ni aconseja, ni tiene expectativas. Y si lo hace, que probablemente lo hace, se lo calla. Porque este no es su momento es el momento del otro, el cliente, el paciente o el amigo.

Las preguntas limpias se limitan a llevar la atención sobre una parte de lo que ha sido dicho. Y preguntan sobre las metáforas universales de sustancia, forma, tiempo y espacio. Todo objeto tiene una sustancia, una forma, esta en un momento y se ubica en el espacio.

Algunas preguntas básicas son:

¿Y, hay algo más acerca de [las palabras del cliente]?
¿Y, qué tipo de [las palabras del cliente] es [las palabras del cliente]?
Y, eso es [las palabras del cliente] cómo qué?
¿Y, dónde está [las palabras del cliente]?
¿Y, por dónde está [las palabras del cliente]?
Y entonces, ¿qué sucede?
¿Y qué pasa después?
¿Y qué sucede justo antes de [las palabras del cliente]?
¿Y de dónde podría [las palabras del cliente] venir?

Ya que las preguntas invitan a entrar en el espacio interior, el cual es esencialmente metafórico es habitual que las respuestas sean aparentemente ilógicas. Puedes recibir cualquier respuesta. Y está bien, seguimos avanzando con esa respuesta.

La sintaxis de tres partes
La sintaxis consta de tres movimientos o partes
1) Y, [Las palabras del cliente ]
2) Y Cuando/ mientras [las palabras del cliente ]
3) La pregunta limpia.

Por ejemplo

Estoy solo, en el rincón oscuro
   Y, [ estás solo, en el rincón oscuro]…,
   Y, cuando [ estás solo en el rincón oscuro]…,

ahora podemos seleccionar donde queremos que el cliente ponga la atención, que de hecho puede ser cualquier elemento de la frase.

Y podemos preguntar acerca de la sustancia:
¿Que tipo de solo es ese solo? o
   ¿Que tipo de rincón oscuro es ese rincón oscuro?
O sobre la forma:
¿Tiene alguna forma o color ese rincón?
O sobre la ubicación
¿Por dónde podría estar es rincón oscuro?
O sobre el tiempo
¿Entonces, qué pasa? o ¿Qué pasa a continuación?
O desarrollar la respuesta.
¿Hay algo más acerca de rincón oscuro?

Esta sintaxis se aconseja mantenerla en los procesos terapeúticos pero a medida que los contextos son más conversacionales es bueno flexibilizarla para que suene más natural. Especialmente en los #Procesos Limpios donde uno trabaja solo consigo mismo la sintaxis puede llegar a desaparecer como tal.

Como dice Julie McCracken en su libro Lenguaje Limpio en el aula(Clean Language in the Classroom):

“La intención con la cual se hacen las preguntas es de vital importancia (las preguntas limpias se pueden usar para manipular, si eso es lo que pretendes hacer). Si tu intención es que un alumno descubra algo por sí mismo (es decir, una intención limpia), una pequeña reformulación de la pregunta rara vez será importante.

 Tenga en cuenta que, después de haber aprendido a usarlo, no está atado a usarlo cada vez, como puede ver en algunos de los ejemplos de este libro. Vale la pena desarrollar la capacidad de cambiar entre la sintaxis de tres partes y un enfoque más corto y conversacional (que he estado usando hasta ahora) para que pueda responder de manera flexible según el contexto.”

El Lenguaje Limpio es una visión y una herramienta fundamental en el desarrollo de desplegarse. Y lo es tanto como herramienta vehicular de las relaciones, como en los #Procesos Limpios donde clarificamos y actualizamos nuestra base de conocimiento.

Lenguaje Limpio es una herramienta, una forma poderosa de utilizar el lenguaje que se puede utilizar en muchos contextos y aplicaciones y que promueve entre otras cosas:

• el desarrollo cognitivo y emocional.
• una conciencia elevada.
• la apreciación de la diversidad.
• el respeto por uno mismo y por los demás.
• el autoconocimiento y la confianza en uno mismo
• la curiosidad y la creatividad
• la eficacia de pensamiento y acción
• la colaboración y el trabajo en grupo
• la planificación y consecución de objetivos

Si utilizo una metáfora, para mi Lenguaje Limpio es como el aceite que engrasa la maquinaria y facilita el funcionamiento fluido.

#Bibliografía